Historia de la Biblioteca

BIBLIOTECA INCAP

Responsable de la preservación y conservación del acervo documental científico técnico del INCAP. Difundiendo y diseminando los logros científicos de la Institución.

La Biblioteca del INCAP inició sus funciones paralelamente a las del Instituto sus colecciones se empezaron a formar a partir del material bibliográfico que servía como fuente de documentación en apoyo a tres áreas de trabajo, de las cuales se sabía poco, y que fueron de suma importancia para iniciar sus labores, estas áreas fueron, los hábitos dietéticos y deficiencias nutricionales prevalentes en la región, así como la composición de alimentos locales.

El primer aporte bibliográfico que sirvió de base para formar la Biblioteca fueron:

  • Artículos de revistas y folletos de propiedad del Doctor Nevin S. Scrimshaw, primer director del INCAP.
  • Se recibieron también unos libros duplicados de la Biblioteca de Washington, D. C.

La Fundación Kellogg´s proporcionó ayuda para el adiestramiento del personal y fondos para impulsar el desarrollo de la misma.

 

Etapas de la Biblioteca del INCAP

La Biblioteca empieza a destacar en el área por el año 1953 debido a la calidad de su colección y la cantidad de documentos con los que contaba (3,400 reimpresos de artículos de revistas y 49 suscripciones a publicaciones periódicas por canje, compra y donación), los cuales apoyaban el programa de investigación que se tenía al servicio de los países centroamericanos, así como también al apoyo de las actividades docentes que se iniciaban en el Instituto. 

En el año 1954 y hasta el primer semestre de 1956 la Biblioteca aumenta su  auge e inicia su evolución ya que sus colecciones se enriquecen con material que consistía en  550 libros de especialidades, 2,000 boletines, pequeñas monografías, informes especiales y documentos misceláneos;  dos colecciones de reimpresos de artículos de revistas: una la colección regular del INCAP, con aproximadamente 4,000 unidades y la otra una colección especial recibida como obsequio de  la doctora lcie G. 'Macy-Hoobler, quien la compiló, cuyo número ascendió a más de 10,000 reimpresos que cubría la mejor literatura del mundo en el campo de Ia nutrición materno infantil publicada durante 25 años hasta 1953 retrospectivamente.

Esta colección se recibió con su respectivo catálogo por materias y autores. La donación comprendió además 276 volúmenes encuadernados de revistas y libros, entre los cuales figuró una colección del "Chemical Abstracts", y del "Proccedings of Experimental Biology and Medicine".

En esta etapa es que   se define la fisonomía que la hizo especial y única en el ámbito centroamericano de esos años, sobresaliendo las siguientes acciones que luego también fueron ejemplo para otras bibliotecas especializadas:

  • Se crea el llamado Club de Revistas por medio del cual el Instituto mantenía una dinámica de actualización en la información de su  especialización
  • En 1956 se establecen las bases normativas de la Biblioteca en lo que respecta al uso de sus servicios (Reglamento para Uso de la Biblioteca).
  • Se elabora, en conjunto con el personal profesional en nutrición, un sistema de clasificación de reimpresos con fines a la integración de un catálogo sistemático para esta colección, el cual se puso en función en forma definitiva en el segundo semestre de dicho año.
  • Se impulsó la adquisición de números atrasados de los títulos de revistas a los cuales la Biblioteca estaba suscrita. 
  • Se organizó un sistema de clasificación y catalogación de "slides"  y fotografías.
  • Se estableció una nomenclatura para la ordenación de la colección de revistas en los anaqueles.
  • Se creó el Kardex de revistas en coordinación con el punto anterior.  
  • Se creó un sistema de control gráfico de ingresos de publicaciones periódicas.
  • Se creó el programa de “revisión bibliográfica” denominado Revisión Semanal de Literatura Científica con fines de actualización permanente. 
  • Se estableció la elaboración de boletines de libros y reimpresos.
  • Se creó y aplicó el normativo cualitativo para la Selección de Publicaciones Periódicas.
  • Se estableció un Sistema Estadístico para la Biblioteca que sintetizara todas aquellas fases del trabajo cotidiano susceptible de medirse.
  • Se integró un Comité de bibliotecas sobre bases permanentes con suficiente autoridad para la aplicación de los aspectos normativos para la adquisición de bibliografía para la misma.
  • Se estableció que el servicio se prestaría a la carrera de Nutricionista en el grado de Licenciado, para estudiantes de cursos de postgrado, y para personal de secretariado y funcionarios profesionales.

Se inició en 1969, con el traslado de sus instalaciones al Edificio INCAP II en su segundo nivel. De esta etapa se destaca lo siguiente:

  • Se creó una nueva modalidad para la compra de material bibliográfico  específico  por contratos o donaciones de organismos y Fundaciones.  
  • Se habilitó una colección de material bibliográfico  en las instalaciones  que el INCAP tenía en las afueras de la ciudad de  Chimaltenango que prestó sus servicios al programa PROSA (Programa Integrado de Salud Rural),  que se ejecutó conjuntamente entre el  Ministerio de Salud, la Universidad de San Carlos de Guatemala, y el INCAP.

En el año 1976 a raíz del terremoto que asoló a Guatemala, la Biblioteca del INCAP sufre un incendio voraz que casi termina con ella, pero debido al esfuerzo de los trabajadores del INCAP, profesionales, técnicos, todos, se desarrolló una labor destacable para salvar sus colecciones, lo cual fue parcialmente posible.

En 1999, luego de un ejercicio de contracción fuerte, la Biblioteca se queda con un personal mínimo (3 personas, de 15) y asume la dirección un especialista en informática. Esto dio paso al inicio de su proceso de automatización que consistía en crear su catálogo electrónico especializado en nutrición y alimentación. Este momento coincide con otro a nivel regional que fue la creación de la Biblioteca Virtual en Salud en Brasil, y esto trae consigo la obtención de una plataforma electrónica por medio de la cual, el INCAP pudo crear su primera página web, en el año 2002, que contenía el primer catálogo electrónico para su consulta remota.

Con el desarrollo vertiginoso de la tecnología y siempre con el apoyo de BIREME en Brasil, la BVSSAN ha desarrollado su portal de acuerdo a las directrices emanadas por la Red de BVS en América Latina.

A partir del año 2010 se inicia el proceso de digitalización de la colección INCAP para lo cual se compra equipo especializado. Actualmente, la BVSSAN, está trabajando en la colocación a texto completo de toda su memoria técnica, de tal forma que los usuarios que entren a la Base de datos puedan acceder directamente a los documentos completos. Para esto, previamente se realizó la digitalización de los más de 3500 documentos pertenecientes a esta colección por medio de otro proyecto llevado a cabo dentro de la Biblioteca.

El desarrollo del INTERNET y las redes sociales también ha impactado a la Biblioteca. Un ejemplo es el desarrollo del subportal web de la Biblioteca que ha tenido diferentes cambios como se muestra abajo.